Lo que tienes que saber del E-Prix Santiago: Posiciones a favor y en contra de la Fórmula E que llega al Parque Forestal

El espacio público es de todos, eso está claro. Pero ¿cómo conviven las posturas cuando en un barrio residencial, de alto tráfico turístico, se quiere hacer una carrera que por una parte promueve la energía eléctrica, la sustentabilidad, el deporte y suma a Santiago a uno de los circuitos más relevantes del automovilismo, y por otra, cuenta con el rechazo y aprehensiones de grupos de vecinos?

Pero vamos por parte. Recopilamos toda la información posible  y aquí se la presentamos, para que ustedes mismos se formen una opinión.

El evento
La Fórmula E es un evento de clase mundial, organizado por la Federación Internacional del Automóvil (FIA), que tiene la característica de ser una carrera que se mete dentro de las ciudades. La calle se transforma en la pista para vehículos eléctricos, específicamente los llamados monoplazas que funcionan con baterías, que tienen un peso de 320 kilos y alcanzan una potencia de 200kw. Estos autos llegan a tener niveles de ruido similares a los automóviles convencionales (80dB versus 70dB) y menores a los autobuses (90 dB).

El evento que partió hace tres años, ya se ha realizado en 16 ciudades -entre ellas Berlín, Buenos Aires, París, Pekín, Londres, Montreal y Nueva York, y este 2018 se realizará en Santiago, Ciudad de México y Marrakesh, entre otros.

El E-Prix Santiago 2018 está previsto para el próximo 3 de febrero. El Estado financia el 30% del evento, equivalente a 2 millones de dólares (1,3 millones del Ministerio del Deporte, 250 millones del Ministerio de Energía, entre otros), mientras que el resto lo pone la empresa privada, entre ellos Antofagasta Minerals. Se estima que la competencia tiene un costo total de 10 millones de dólares.

El recorrido
El circuito de la carrera es lo que ha generado mayores críticas porque pasa por una zona típica de nuestro Santiago: el barrio Forestal. Cuenta con un recorrido de 2.470 metros que parten en avenida Santa María pasado Purísima, dobla a la derecha hacia puente Pío Nono y luego gira a la izquierda para tomar la rotonda Plaza Baquedano. De allí continúa por la Alameda hacia el poniente hasta Namur, esquina en la que da un viraje en U hasta Irene Morales para tomar rumbo al norte hasta Merced. Desde aquí bordea el Parque Forestal, cruza por Purísima y continúa nuevamente hacia el poniente por José María Caro hasta puente Loreto, para retornar al punto de partida.

Circuito del E-Prix Santiago. Fuente: AS.com

Bachelet y el Consejo de Monumentos
Con fecha del 16 de junio de 2017, en una carta dirigida a Alejandro Agag Longo, gerente general de Fórmula E Operations Limited, la Presidenta Michelle Bachelet expresó su “absoluto apoyo y respaldo” a la postulación para que Santiago sea sede y organizador del Campeonato de Fórmula E, en el sentido de la importancia que tiene para el Estado el deporte y las energías renovables. “Hemos plasmado nuestro compromiso a través de la nueva Política Energética Nacional al 2015, con una matriz de energía renovable que busca potenciar a un sector confiable, sostenible, inclusivo y competitivo”. Si bien no hace mención al lugar donde debe realizarse la carrera, la misiva indica que “nuestra capital reúne las condiciones de infraestructura para albergar un evento de esta envergadura, al mismo tiempo, que contribuirá a reforzar las iniciativas que hemos llevado a cabo en torno al deporte y las energías renovables, y reafirmará nuestro compromiso frente a los desafíos que el cambio climático nos impone”.

Por su parte, el 31 de octubre de 2017, el Consejo de Monumentos Nacionales autorizó la carrera que en su plan original contemplaba una serie de cambios para llevar a cabo la carrera: instalación de barreras de contención, disminuyendo superficies de bandejones centrales, aceras y jardineras; desplazamiento de semáforos, postes de cableado eléctrico, faroles y árboles; 10 carpas en José María Caro entre Purísima y Pío Nono para pits; instalación de galerías sobre el maicillo del parque en el tramo entre Purísima y José Miguel de la Barra con estaciones de comida para los asistentes; galerías en el contorno de Plaza Baquedano; reemplazo de adoquines por asfalto en Purísima para el paso de los autos a alta velocidad y barreras de contención estructuradas en hormigón armado y estructura metálica con resistencia a choques de alto impacto.

Para esto, el Consejo instruyó que debía hacerse un inventario de todos los bienes del lugar (mobiliario urbano, áreas verdes, fachadas y fuentes) para responsabilizar a la productora ante eventuales daños; además de que pide ocupar fijaciones de menor impacto para la instalación de carpas, galerías y escenario y que los adoquines de Purísima sean reubicados; al tiempo de que se realicen obras de mantención de fachadas y mejoras en las áreas verdes.

La crítica de los vecinos
En las últimas semanas, los vecinos del Parque Forestal, Lastarria y Bellas Artes han sostenido reuniones con representantes de la organización del evento, a quienes mostraron su molestia por dejarlos fuera del proceso previo. Así nos contaron, Héctor Vergara, presidente de la Junta de Vecinos Parque Forestal y Ricardo Loebell, del Comité de Adelanto del Parque Forestal. “Se esperan 15 mil personas y tememos que se repita la situación que sucedió con el concierto de Los Jaivas. En las últimas cuatro reuniones con los vecinos hemos tratado este tema, y no puede ser que todas las cosas pasen en el Parque Forestal”, dijo Héctor.

Por su parte, Ricardo Loebell, criticó duramente el evento porque viene a romper la tranquilidad del barrio, “el riesgoso trazado de este evento corre por cuenta de la productora. El proyecto de esta gente supone una carrera anual por cuatro años. Lo realizaron en París y en Londres y los ciudadanos se han opuesto a que se realice nuevamente por las graves consecuencias que tuvo allá. El trazado compromete al sector 1 y 2 del parque frente a nuestro edificio y todas las calles de su alrededor”. El dirigente vecinal, que no se opone a la propuesta innovadora de los autos eléctricos, insiste en que se puede buscar un lugar mejor para la carrera. Reclama que las autoridades “no han actuado de buena fe” porque los excluyeron de las primeras conversaciones y que simplemente los notificaron de la carrera. “El 2013 tras los daños dejados por el concierto de Los Jaivas, se acordó con el municipio y la Intendencia que no se permitiría en el sector emisiones de sonidos por altoparlantes y la realización de marchas o eventos masivos. Acá se está faltando a esa palabra a sabiendas que habrán daños irreparables, quienes velan por la administración municipal saben del estado del Parque Forestal, acá el parque va a quedar en una zona de sacrificio. Se van a enterrar generadores en el parque y los árboles van a sufrir por el peso de las barreras sobre la tierra que aplastan las raíces, es un parque centenario que no estamos cuidando”. Por esto, no descartan presentar acciones legales contra autoridades y la producción. “La producción quiere filmar y llevarse ese video para la próxima carrera y buscar otro gobierno que no los cuestione, al que le muestran las carreras pero no el lado B de las carreras”, criticó al tiempo que indicó que el evento es pagado y dirigido a un grupo selecto de espectadores.

La Intendencia y la Municipalidad de Santiago
La Intendencia es la coordinadora intersectorial del evento, que ha realizado al menos 15 reuniones desde agosto de 2017 con representantes de los municipios de Santiago, Recoleta y Providencia, los ministerios de Deporte y Energía y los vecinos. “Tenemos un encargado especial para este tema que me reporte directamente todas las conversaciones, inquietudes y preocupaciones de ellos, las que han sido acogidas”, dijo el intendente metropolitano Claudio Orrego en carta al diario El Mercurio. En ese sentido, se tomaron a consideración las aprehensiones y entre otras cosas se restringió  a 15 mil, el número de espectadores del evento.

“A principios de diciembre anunciamos que muchos de esos requerimientos habían sido recogidos, es decir, no se toca ni un árbol, ni un adoquín, ninguna luminaria del parque, todo eso se respeta, se va a poner una capa sobre los adoquines. Y muy importante también, se va a resguardar la seguridad del parque, este es un evento que tiene menos impacto de muchos de los eventos que se realizan en el Parque Forestal, se habló de 100 mil personas, pero eso está absolutamente alejado de la realidad. Estamos hablando de 15 mil personas, todas debidamente identificadas con más de 700 guardias privados, con medidas de extrema seguridad porque son autos de carrera, si bien son eléctricos, nos permite mostrar el futuro aquí en Santiago. Y demás está decirles que esto se ha realizado en Londres, el mes pasado en Hong Kong, en Paris, en Roma, que son ciudades que tienen también una gran preocupación por el tema patrimonial y es perfectamente compatible. Queremos realizarla al mejor estándar internacional posible, esto nos permite colocar a Santiago en el mapa del mundo, queremos que Santiago sea un destino turístico, van a venir miles de personas esos días a Santiago, pero queremos también que la electromovilidad se vea que puede llegar a altos niveles de desempeño, que es una manera de descontaminar la ciudad”. 

Por su parte, el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, puso nueve condiciones para aprobar el evento. Estas implican no intervenir el mobiliario urbano, ni retirar árboles, no usar energía del alumbrado público para las obras de preparativos o la carrera misma, ni ocupación de áreas verdes. Es decir las graderías no se instalarán en zonas con pasto. Además no se intervendrán solerillas y veredas en las calles Purísima y Merced ni tampoco se autorizarán bandas o DJ amplificados en el circuito. “Hemos trabajado para cambiar las condiciones iniciales de la carrera e intentar mejorar al menos la imposición que recibimos”, dijo a La Segunda la autoridad.

Seguimos atentos al desenlace de esta historia.


Autor de la publicación

Deja un comentario