Bosque Santiago: conciencia ambiental entre los árboles

Imagina el aroma a tierra húmeda y sobre la cabeza, el follaje de un bosquete de olmos que curvan el cielo con sus ramas verdes. Estamos en el Bosque Santiago, un santuario de tranquilidad en el Parque Metropolitano que durante la semana desarrolla actividades de educación ambiental para los colegios, y que los fines de semana nos espera con senderos, un humedal y corrales con guanacos, alpacas, vicuñas y llamas.

Son 180 hectáreas que a través del contacto con la naturaleza aspiran a enseñarnos y a sensibilizarnos con el cuidado del medio ambiente.

Un centro educacional al aire libre que funciona como tal desde el 2003, pero que existe como Bosque Santiago desde comienzos del siglo pasado cuando las familias Riesco y Aguirre donaron sus terrenos para convertirlo en el primer vivero de la ciudad, en donde crecerían los árboles para forestar el cerro San Cristóbal. Entre 1905 y 1971, se reprodujeron aquí -bajo la administración del Ministerio de Agricultura- cientos de aromos, eucaliptos y pinos cipreses que sirvieron para enverdecer los faldeos de nuestros cerros.

Hoy Bosque Santiago genera conciencia ambiental mediante recorridos y talleres que nos sitúan ante la importancia de la reforestación de las especies nativas, la restauración de ecosistemas degradados y el reconocimiento de nuestra diversidad vegetal.

Su trayecto contempla 15 estaciones que parten con una muestra de camélidos sudamericanos a los que puedes alimentar con forraje y humedales con puntos de observación para contemplar pajaritos.

También está aquí el vivero educativo We Aliwen (que en mapudungun significa árbol nuevo) y en donde se investiga y se reproducen árboles y flora nativa, como palmas chilenas y canelos que provienen de semillas de todo Chile. Producción de 30 mil plantas al año que se distribuyen en el mismo Parquemet y que en algunos casos también son donadas a fundaciones y municipios.

El centro tiene además una estación de reciclaje y compostaje, una planta de tratamiento de aguas servidas (en donde las lombrices las dejan aptas para el riego), un bosquete de palmas que se suma al de olmos, un anfiteatro con capacidad para 500 personas, una ruka tipo rapa nui junto a salones y casa de acogida para eventos, reuniones y cursos.

El día que lo visitamos (con motivo de las aperturas de OH! Stgo) nos sorprendimos con la placidez del lugar y la felicidad de compartir un cocaví en la zona de picnic, en donde nos encontramos con una familia que llevó a Thor, su mascota conejo para correr por los pastos. Esa familia, Thor y nosotros, felices de que exista este lugar.

  • Dónde: Camino La Pirámide 6.000, Huechuraba (donde termina Av. El Salto pasado Espacio Riesco)
  • Cuándo: Horarios para los colegios de lunes a jueves en dos jornadas: de 09.30 a 12.:00 horas, y de 14.30 a 16.45 horas. Viernes sólo jornada de mañana. Fines de semana abierto a toda la comunidad hasta las 18.00 horas.
  • Cuánto: Entrada liberada sábados y domingos. Visitas de colegios consultar desde aquí
  • Más info en www.parquemet.cl/bosque-santiago/
  • Más fotos en nuestro Facebook


Autor de la publicación